Alineación de dirección

Alineación de Dirección

La alineación de la dirección es uno de los elementos esenciales para que el coche sea tu herramienta más segura. Es fundamental para el equilibrio del vehículo en carretera y es condición  para garantizar la comodidad conduciendo durante largos periodos.

Aprende a reconocer problemas con la alineación y, en consecuencia, asegúrate de disminuir el desgaste de los neumáticos y el consumo de combustible.

La alineación de la dirección es un proceso complejo donde también se revisan los elementos de suspensión. Por eso, es imprescindible realizar esta revisión en un taller, ¿ya sabes dónde estamos nosotros?  La alineación de la dirección tiene como objetivo que las ruedas se apoyen correctamente sobre el suelo, y a su vez lo hagan de forma paralela tanto entre ellas, como con el eje imaginario de la carretera. Es un proceso que requiere que todas las partes queden perfectamente calibradas y ajustadas, para ello.

¿Cómo se desajusta la dirección? Quizás te hagas esta pregunta, y es normal, debes saber que la dirección se desalinea por el propio uso normal del vehículo, no tiene nada que ver con si lo usas más o menos, es algo que les pasa a todos los coches. Te aconsejamos que si utilizas el coche cada día, revises la dirección al menos una vez al año. En algunos casos, la dirección se ve afectada por un fuerte golpe (accidente) o bien, por un choque contra un bordillo.

¿Cómo sé si tengo que alinear la dirección de mi coche?

  1. Si cuando vas circulando en línea recta el volante no queda centrado, y, a su vez, el coche tiende a desviarse a la derecha o la izquierda…. ¡necesitas alinear la dirección de tu coche!
  2. Si al tomar cualquier curva, las ruedas no vuelven rápidamente a su posición de circular en recto… ¡pásate por nuestro taller!
  3. Si la dirección presenta una rigidez y dureza excesiva, que te hacen incómodo su manejo… ¡no tardes mucho en revisarlo!
  4. Y por último, si tus neumáticos presentan un desgaste excesivo y asimétrico, especialmente en la parte externa de las bandas de rodadura.

Y para que lo tengas en cuenta, lo habitual es un desgaste moderado, simétrico y por el centro del neumático.

Si observas cualquiera de estos síntomas, es prioritario que acudas tan pronto como sea posible a un taller especializado, ¡te esperamos en Neumaticos como nuevos!